‘Matapín’ Ramírez: “El fútbol ahora no tiene la misma entrega como en mi época”

0
1604

Hablar de  Jorge Ramírez tal vez no sea un nombre muy conocido en el fútbol, pero sí decimos ‘Matapín‘ sin lugar a dudas será un mote muy recordado. Sobre todo, remembrar la imagen de aquel defensa férreo que no lo intimidaba ninguna camiseta o rival, y cómo él mismo nos compartió, hay que jugar sin complejos y entregarse por un escudo con pasión.  

“En mi tiempo nos entregábamos por el escudo, para eso lo contrataban a uno para hacer bien el trabajo, jugar al fútbol. Yo siempre jugué sin complejos no me intimidaba nadie, de hecho hasta les decía cosas a los rivales para desconcentrarlos, no sé si hoy harán lo mismo”, citó ‘Matapín’ en entrevista a Maynorsolano.com.

Jorge Ramírez es oriundo de Bataán de Limón, pero prácticamente toda su adolescencia y formación como futbolista la pasó en Santo Domingo de Heredia. En la provincia de las flores integró la selección regional del cantón, lo que hizo que los ojos de los visores del Club Sport Herediano se posaran sobre él para llevarlo a integrar las reservas del Team, junto con German Umaña.

“Llegué a Herediano en 1970, pero no pude debutar en la Primera División, entonces Domingo Arias que tenía a Rohrmoser en el Ascenso me llevó al equipo, allí estuve desde 1971 hasta 1974, en 1975 Toribio Rojas me lleva a integrar las filas de AD San Carlos, y  para la campaña 1978-1979 ganamos el Ascenso a Primera División”, recordó el rudo defensa.   

‘Matapín’ también vistió las camisetas de San Ramón y AD Guanacasteca, hasta el año 1987 donde decidió ponerle un punto y final a su carrera en el fútbol con su querido equipo sancarleño.  Ramírez siempre se destacó como aquel rudo defensor que hasta nuestros días se mencionan sus acciones, casi como las leyendas de un gladiador.

Unas de las frases que puede resumir la forma de jugar de Matapín,  es “pasa la bola, o pasa el jugador, pero las dos no”, famosa en el argot futbolístico a lo que hoy don Jorge Ramírez entre risas nos aclaró.

“Esa es la fama que me han dado, yo era un jugador malo pero las ganas no me faltaban, me daba por entero por las camisetas que defendí. Desde chiquillo jugaba así en las mejengas a ‘pata pelada’ en la plaza de mi pueblo”, compartió  el férreo zaguero a MaynorSolano.com.

En la carrera de Matapín hay muchos episodios legendarios  hasta momentos dónde no le llegaba a un balón y se lanzaba a trabonear con la cabeza. Lo cierto del caso es que hoy las cosas son muy diferentes a los tiempos en que se desempeñaba el corajudo defensor.

“Hoy en día uno ve los balones divididos se pelean casi sin ganas, muy flojitos, creo que eso le hace falta a los futbolistas de hoy, más entrega, más ganas, no meten pierna, les da miedo”, afirmó Ramírez.

La verdad no había quién no le temiera a Matapín, ir al Carlos Ugalde y toparse con Ramírez era como chocar con un muro, tal y lo relatan muchos jugadores de la época. Para Ramírez había solo un jugador que le costaba marcar en su época por pequeño y escurridizo.

“Me costaba mucho marcar a “Cebollita” Gutiérrez era pequeño como yo él jugaba con Puntarenas y luego con Herediano, fue el jugador más difícil de marcar en mi carrera”, citó Matapín.

Actualmente don Jorge Ramírez vive en San Carlos pensionado descansando con su familia,  tiene 68 años y le gusta analizar los defensores en la actualidad,  que para él algunos conservan ese estilo de ‘Matapin’ el creador de esa escuela, cómo el mismo señala entre risas.

“Me agrada cómo juegan Kendall Waston, ‘Pipo’ González u Óscar Duarte lo hacen bien, le ponen ganas, me gusta seguir también mi equipo San Carlos antes era Herediano pero después de que jugué con el equipo y me quede a vivir aquí me identifico con el lugar”, finalizó la leyenda ‘Matapín’ Ramírez.

Escrito por Álvaro Rodríguez Rojas

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments