Parrita fue la cuna del fútbol de joven de 16 años que defenderá a Saprissa

Su familia es su apoyo y motivación

0
379
Foto: Prensa Saprissa

La nueva integrante de Saprissa FF, Julissa Bolívar, vive el sueño de jugar con el equipo de sus amores, que desde hace pocos días es su nuevo hogar.

Es oriunda de Parrita, con tan solo 16 años, jugará con el equipo morado y con el apoyo de su madre firmaron un contrato por año y medio.

Asegura que uno de los retos que debe afrontar es tomar mayor experiencia en el terreno de juego, con el fin de llegar a ser campeona con el club que siempre añoró.

“Primero que nada darle gracias a Dios, es algo por lo cual he trabajado desde muy niña y siempre fue un sueño para mí. Yo desde chiquitita le decía a mi mamá que quería llegar ahí y que algún día Dios me iba a dar la oportunidad de llegar ahí, ahora se me abrió el abanico de oportunidades y ahora estoy acá formando parte de Deportivo Saprissa; sueño hecho realidad”, expresó Bolívar.

Comenzó pateando el balón en una escuela de fútbol masculino de Parrita. Después de dos años de pertenecer al equipo, se creó una escuela de fútbol femenino en la que estuvo por cuatro años.

El más grande aprendizaje de ambas escuelas fue desenvolverse más en el cuerpo a cuerpo, la disciplina y constancia. Para llegar a los entrenamientos uno de los sacrificios era viajar en bicicleta.

Posteriormente en selecciones regionales se destacó entre las mejores 20 jugadoras y fue lo que le abrió las puertas a la Sub15 y Sub 17 de la Selección Nacional, en donde trabajó hasta conseguir una de sus tantas metas, pertenecer al conjunto morado.

Sin embargo, tuvo que sacrificar lo más importante para ella con tal de alcanzar sus metas.

“La etapa más dura fue salir de mi casa con 15 años. Dejar a mi mamá, dejar a mi abuelita y a mi tío, fue o más duro que pasé.  Fueron cosas que cambiaron mucho para mí… Ya compartía con nadie porque mi papá trabajaba todo el día. Yo lo que hice fue pedirle a Dios que me diera fuerzas y me tocó hacerlo por el amor que yo le tengo al fútbol”, añadió Bolívar.

Su madre, Yenory Gómez, asegura que es un orgullo para la familia ver que Julissa ya tiene sus metas propuestas como futbolista y estudiante, además de la emoción que les causa que sea parte de Saprissa FF ya que es una nueva etapa de aprendizaje.

Uno de los objetivos de Julissa Bolívar es jugar en el extranjero, por el momento sigue trabajado en mejorar y con la certeza de que puede llegar muy lejos.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments