Diego Armando Maradona: El alma de un diez

0
120

El mundo del fútbol está de luto. Con la partida del “Diego” se va una parte de la magia, la gambeta, aquella zurda que conquisto los corazones y pasiones de todos los chicos a nivel del orbe. Un personaje irreverente que dentro de la cancha daba cátedra del buen fútbol es su más pura esencia.

Maradona nunca abandono Villa Fiorito, en su cabeza siempre daba vuelta aquella noble imagen de un chico que despuntaba en las inferiores de Argentinos Juniors y que sentenciaba en una breve entrevista sus deseos de ser campeón del mundo.

Debut of Diego Armando Maradona with Argentinos Juniors, Buenos Aires, c.  1977 | Football photography, Good soccer players, Soccer guys
El fútbol espectáculo inicio con Maradona en el humilde Argentino Juniors.

El dios del balompié argentino vino al mundo un 30 de octubre de 1960, no nació en un humilde pesebre pero si en una  Villa miseria. Las necesidades y carencias marcaron la infancia del diez desde muy pequeño. Desde siempre Diego destacó por ser  diferente,  un chico que ya presagiaba que con su pierna zurda conquistaría el Mundo.

Estrenado un 20 de Octubre de 1976 con tan solo 15 años ante Talleres de Córdoba Maradona comenzó a hacerse un nombre. Sus buenas presentaciones muy pronto lo llevarían a ponerse la camiseta del club de sus amores el Boca Juniors donde goles y fintas impensables eran parte de su repertorio diario. Luego vendría su pasaje con los colores blaugranas del Barcelona donde hasta la misma afición blanca en el Santiago Bernabéu se ponía de pie para aplaudir sus jornadas extraordinarias.

Con la selección albiceleste Maradona fue un ídolo total. Pero como el diamante que antes debe pasar por el fuego para probar su consistencia el Diego tuvo varias oportunidades fallidas. La no convocatoria para el Mundial del 78’, y su participación discreta en España 82´nunca mermaron aquella meta del joven salido de Fiorito. El mundial de México en 1986 sería su gran coronación al punto que muchos especialistas e historiadores hablan de Maradona y diez jugadores más. Lo cierto del caso es que el coraje, el empuje y la tenacidad fueron de vital importancia para que Maradona tocara el cielo con las manos aquel 29 de junio de 1986.

Diego Maradona: ¿Qué hizo el capitán de Argentina en el Mundial del México  86? | RÉCORD
El Estadio Azteca fue el templo donde Diego escribió su sueño de niño.

El capítulo de Napoli merece una mención especial, porque Maradona se volvió el santo de los napolitanos, en cada altar, en cada pizzería no puede faltar la estampita de san Diego Maradona. Y es que no es para menos antes del Diego, Napoli figuraba más por sus problemas sociales que por su fútbol. Maradona saco el orgullo de una ciudad que todo el norte de Italia mantenía ignorado. Hoy la infinidad de murales recuerdan con aprecio la historia del argentino que se convirtió en un napolitano más.

Maradona en Nápoles: para la ciudad es un Dios y lo veneran con murales y  altares - VIX
En Napoli es común ver altares y tributos a Maradona.

Después vendrían sus escalas por Sevilla, Newell´s Old Boys, y su amado Boca Juniors para decir adiós a las canchas con aquel inmortal discurso que hoy resuena más que nunca el corazón de los hinchas del fútbol mundial.

Maradona marco  una época donde no existían, ni redes sociales, ni Yuo Tube, ni Facebook. Detalles que no importaron  porque el nombre Diego Armando Maradona se extendió  por los cuatro costados del mundo.

Dentro de la cancha las reglas del fútbol y la física le importaron poco y fuera de ella también. Hoy hay tristeza y llanto,  que es más que evidente en los miles de hinchas que hacen fila en las afueras de la Casa Rosada en Buenos Aires para despedir al autor de la mano de Dios.

Día 1 de la revolución Maradona en Gimnasia: las perlitas de su  presentación como DT - Infobae
Antes de su deceso Maradona se encontraba dirigiendo al Club Gimnasia y Esgrima de la primera división Argentina.

Con Diego se muere el fútbol, pero la historia debe seguir su ciclo hasta que aparezca un heredero zurdo,  digno de portar la numero diez como lo hizo él. Algunos no les gusta mucho la idea pero Maradona forjó su propia religión, su muerte fue solo un paso para convertirse en leyenda.

El día en que Diego Maradona se bajó del rastrojero y jugó su primer  partido oficial - Clarín
Desde niño Maradona fue dueño de una técnica envidiable.
0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments