Bottas acelera a tope y triunfa en el GP de Estambul

0
21

Un año después, sin que sirva de precedente, todo salió rodado para Valtteri Bottas. El finlandés ganó en Estambul con el bonus de la vuelta rápida (1:30.432), manteniendo a raya a Max Verstappen y Sergio Pérez y cumpliendo con todo rigor la misión que le habían encomendado en Mercedes, obligada a minimizar los daños para Lewis Hamilton, quinto en la meta. Sobre un asfalto impredecible, por momentos deslizante aunque nunca del todo seco, Carlos Sainz completó una fantástica remontada, desde la penúltima paza de la parrilla hasta la octava en la meta, por la que fue elegido piloto del día. En la otra gama del espectro, la más oscura, se quedó Fernando Alonso, decimosexto tras un incidente con Pierre Gasly en la primera curva.

Desde el GP de Rusia de 2020 no salía Bottas vencedor. Y bien que lo echaba de menos Mercedes en este Mundial, donde Hamilton cuenta con un déficit de seis puntos frente a Verstappen. Toto Wolff, jefe de las Flechas de Plata, puede sentirse hoy orgulloso de su segundo piloto. Y más aún del ritmo del W12, a quien Verstappen y Pérez no consiguieron seguir el rastro. La suerte de este campeonato se jugará en sus seis últimas carreras.

Y el papel de los actores secundarios se antoja crucial. Pregunten si no en el garaje de Red Bull, donde se brindó por el coraje mostrado por Pérez ante Hamilton. Durante cuatro vueltas, entre la 33 y la 36, el mexicano sujetó al heptacampeón, que afilaba el colmillo en busca de la cuarta plaza. Sir Lewis empujó a su adversario hasta hacerle saltar el bolardo de entrada a boxes. Cualquier paso en falso traía consigo el desastre, así que Hamilton obró con sensatez y mesura.

PRECAUCIÓN ANTE TSUNODA

Venía remontando el heptacampeón desde la undécima plaza de la parrilla y durante las siete primeras vueltas ya se mostró muy prudente frente a Yuki Tsunoda, antes de deshacerse, sin mayor problema, de Lance Stroll y Lando Norris. Tras un terrible susto frente a Nikita Mazepin, que bien mereció la condena de los comisarios, por la mente de Hamilton empezó a flotar una idea: alcanzar la bandera a cuadros sin una sola parada.

Seguir con esos neumáticos, ya sin dibujo ni capacidad para desalojar agua, más bien parecía una misión suicida. Y la lucha por el Mundial implica minimizar cualquier riesgo, así que Hamilton terminó cediendo al plan conservador de Wolff. El único piloto que sobrevivió las 58 vueltas con las mismas ruedas fue Esteban Ocon, décimo, para otorgar un punto de consolación a Alpine.

Bottas, en el podio, junto a un cabizbajo Verstappen.
Bottas, en el podio, junto a un cabizbajo Verstappen.REUTERS

En la escudería francesa todos habían torcido el gesto con el incidente de Alonso, defenestrado hasta el decimosexto puesto, justo por delante de Sainz, con quien sostuvo un bonito mano a mano. “¡Qué tipo tan estúpido este Gasly!”, exclamó Fernando, que ya había metido por el exterior todo el coche al francés. En ese instante se esfumaron las magníficas sensaciones del A521 durante todo el fin de semana para desesperación de Alonso, que poco después chocó contra Mick Schumacher. Tanto la maniobra defensiva de Gasly como la del bicampeón fueron penalizadas por los comisarios con cinco segundos. Un castigo casi tan cruel como circular 17 vueltas tras el alerón trasero de Daniel Ricciardo.

En nada se parecía el McLaren a ese monoplaza dominante en Monza y Sochi, así que fue Ferrari quien asumió el papel de animador. Durante la primera mitad de carrera, Leclerc sostuvo el ritmo de Verstappen, en busca del podio, mientras Sainz galopaba con fe inquebrantable. Había partido penúltimo en la parrilla, pero fue dejando atrás a quien se le puso por el camino. Baste apuntar sus adelantamientos a dos adversarios de cuidado, como George Russell y Esteban Ocon o la facilidad con la que se quitó de enmedio a los Alfa Romeo. Su apurada de frenada ante Sebastian Vettel, a quien lanzó un ligero coletazo, fue sencillamente inolvidable.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments